Celebrar la Semana Santa de verdad

Hay tanto caos, por llamarlo de alguna manera, en todo lo que que tiene que ver con la Semana Santa en concreto (por las fechas), y con la religión cristiana en general (desde hace siglos y siglos), que… eso…, que es un lío.

Si Jesús de Nazaret resucitase hoy, se llevaría las manos a la cabeza con horror de ver en lo que se ha convertido su mensaje y su figura.

Osea, por ejemplo, que vayas a la iglesia católica que vayas, siempre esté el susodicho crucificado en la cruz bien a la vista, con el sufrimiento tremendo en su cara y en todo su cuerpo,

pues lo dicho, estaría espantado porque es todo lo contrario de lo que él quiso transmitirnos.

Y el hecho de que lo crucificaran fue sólo un momento puntual de lo que hizo en toda su vida, porque la vida de Jesus de Nazaret fue, en esencia, un mensaje de amarnos a nosotras/os mismas/os para conectarnos con lo divino en cada ser humano y amar a los demás desde ese Espíritu Interior.

Y algo muy, pero que muy, muy importante: nos enseñó a DISFRUTAR de la VIDA (en mayúsculas). 

Pero, en cambio… el mensaje parece lo contrario…

Cómo conectar con lo Divino y con el Espíritu y llevarlo a la vida cotidiana para mejorar nuestras vidas de manera bastante eficaz, la verdad,

eso te lo revelo en La Nueva Vida AtreVida, y más concretamente en: 

el Taller 9: La Salud del Alma

el Taller 10: La Salud Espiritual

y los Talleres 28, 29 y 30: La Transformación desde el ego al Espíritu

¿Dónde están estos Talleres? Aquí abajo:

para DISFRUTAR de la VIDA

Celebrando esta Semana Santa Disfrutando de la VIDA (en mayúsculas),

AnaM

Si quieres compartir estas palabras, es aquí:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Ir arriba