No me digas que nooo

No me digas que nooo, …

la la la la la la la …

Esa es la 1ª frase del estribillo de una canción que no sé de quién es (o si lo sabía, ya no me acuerdo)

y que escuché el otro día al pasar por alguna tienda, mientras hacía recados y compras varias.

El caso es que la canción se quedó dando vueltas dentro de mi cabeza, dale que te pego con la cancioncita de marras,

me gusta o no,

como si fuera un disco rallado.

No sé si te pasará a ti pero lo que es a mí, me pasa un montón de veces.

Y claro, si resulta que se me mete dentro de una canción que no me gusta, por lo que sea, entonces … ¿qué puñetas hago?

El caso es que la mente es así: 

aprende algo, lo memoriza en su disco duro interno y el día menos pensado ese “algo” vuelve a salir a la luz, sin que te des cuenta y sin saber ni por qué te acuerdas de eso.

Y claro, si te gusta lo que sale, pues genial, pero si no, ya se ha liado la cosa …

porque no quieres acordarte de eso, pero no hay manera de quitártelo del runrún de tu mente-

Bueno, pues todo eso tiene un por qué y es muy bueno saber qué hacer con eso para que no te vuelvas majareta.

No me digas que nooo es interesante, ¿eh?

Te lo enseño en la Nueva Vida AtreVida.

Es aquí: https://escueladevidaintegral.org/la-nueva-vida-atrevida/

Si quieres compartir estas palabras, es aquí:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Ir arriba