Me quedé flipando cuando me lo contó

Estoy pasando unos días en Altea (Alicante), invitada por mi amiga Bea y mi amigo Jose Luis.

Como ya he comentado alguna vez, no me gusta viajar, aunque por cosas de la vida, he viajado mucho más que la mayoría de la gente. 

Pero eso sí, cuando aparecen estas oportunidades de oro de pasar unos días con gente a la que aprecio y quiero y con las que me lo paso genial, pues… ¡allá que voy!

En estos días estoy conociendo a gente que también está en el mundo de lo que podríamos llamar el desarrollo personal y espiritual.

Hay bastante gente por esta zona desde hace muchos años.

Y la verdad es que disfruto escuchando qué hacen, cómo llevan sus vidas, qué prácticas hacen,…

Por ejemplo:

he conocido a una mujer española que ha estado 40 años de monja hinduista en un ashram de Estados Unidos.

¡40 años! ¡Me quedé flipando cuando me lo contó!

Ella era del tipo de gente que no encajaba en la vida convencional donde se crió y que fue lo suficientemente hippy o lo suficientemente desesperada y sufriendo tanto como para tomar esa decisión tan arriesgada de cambiar radicalmente su vida. 

En la Nueva Vida AtreVida enseño a ir dando pasos para lograr la vida que quieres, sin la necesidad de algo tan drástico, ni mucho menos.

De hecho, puedes transformar tu vida en lo que quieres sin tener que dejar a la familia o el trabajo, aunque a veces es necesario hacer un cambio importante, como es en el caso de una relación de pareja tóxica, un trabajo que te está matando por dentro,…

Para ver un ejemplo de qué es transformarte en tu vida cotidiana, te comparto el caso de una alumna que contó cómo es la experiencia de que te llegue una multa de coche antes y después de su transformación:


“Me ha llegado una multa del coche.

Antes habría vivido esta situación con la angustia de que me han puesto una multa, con nerviosismo y bloqueo ante los pasos que tenía que dar. Una programación que me viene tanto de mi madre como de mi padre.

Y ahora, gracias a que estoy en esta actividad, estoy viviendo bien esta situación, cuando antes la habría vivido desde la queja y desde el victimismo.

¿Cómo?…

…(aquí es donde cuenta cómo lo ha hecho, según lo que ha Aprendido en la Nueva Vida AtreVida)…

…Y la verdad, que se me están ocurriendo y estoy llevando a cabo acciones muy diferentes.

¡Lo estoy llevando genial!

Así que estoy muy contenta de poder vivir “esta multa” estando bien, centrada y sin quejismo ni dramatismo.”

Si quieres aprender a que tu vida te vaya bien (o muy bien) sin necesidad de cambios drásticos ni traumáticos (la mayoría de las veces), y que hasta una multa te la tomes bien en vez de amargarte,

a lo mejor te interesa la Actividad de “La Nueva Vida AtreVida”:

La Nueva Vida AtreVida

¡Muy Buen Día!

AnaM

Posdata 1: solo quedan 9 días para la Celebración que vamos a realizar en la Noche de San Juan, con Ritual incluido de Abundancia y Prosperidad.

Posdata 2: será vía Zoom el 23 de junio, a las 19 hs. Es gratis.

Posdata 3: Si quieres aprender a que tu vida te vaya bien, te pase lo que te pase, es aquí: La Nueva Vida AtreVida

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Ir arriba